PRESENTACION | INICIO | CONTACTO  
IR AL HOME | CATÁLOGO DE OBRAS | PANORAMA DE LAS ARTES VISUALES DEL SIGLO XX
Rodolfo Opazo
“Detalle de Jadín Botánico”
Óleo sobre tela
160x130 cms.

Artistas

ACEITUNO Carlos
(1954-)
ALAMOS Tatiana
(1926-)
ARANDA, Yto
(1966-)
BALMES José
(1927-2016)
BARREDA Ernesto
(1927 -2014)
BERTINI, Giancarlo
(1973-)
BINDIS Alvaro
(1965-)
BIRKE Julen
(1973--)
BRU Roser
(1923--)
CADIZ Ruperto
(1942-)
CAMPUZANO, Enrique
(1948-)
CIENFUEGOS Gonzalo
(1949-)
COPELLO Francisco
(1938-2006)
CUSICANQUI, Felipe
(1977-)
DAIBER, Iván
(1955-)
DE LA PUENTE O. Francisco
(1953-2010)
ECHAVARRI, María Angélica
(1955-)
EDWARDS, Raimundo
(1979-)
FIGUEROA Patricia
(1952-2010)
FRIGERIO Ismael
(1955-)
GATICA Omar
(1956-)
GUAJARDO Mauricio
(1976-)
HERDAN Kurt
(Alemania, 1923-)
HUERTA, Miguel Ángel
(-)
HUIDOBRO Matilde
(1966-)
INOSTROZA, Luis
(1973-)
IZQUIERDO, Ximena
(1961-)
JORQUERA Hugo
(1939-)
KLOTZ Isabel
(1962-)
LARRAIN Alicia
(1950-)
LARRAIN Bernardita
(1965-)
LARRAIN PERO Hernán
(1899-1994)
LEFEVER, Eva
(1955-)
LEÓN, Hernando
(1933-)
LIRA Paz
(1955-)
LUDWIG Alberto
(1926-2010)
LUDWIG Magdalena
(1977-)
MAC-AULIFFE, Nieves
(-)
MAIOCCHI Mónica
(1965-)
MANDIOLA Ximena
(1954-)
MARIN Hugo
(1929-)
MATTA Roberto
(1911-2002)
MOLLER Lise
(1949-)
MONTES DE OCA, Carlos
(1960-)
MOREIRA M. Javiera
(1956-)
MOVILLO, Matías
(1970-)
MOYA Lorenzo
(1967-)
NAVEILLAN GOYCOOLEA, Lourdes
(1971-)
NILO Humberto
(1954-)
NUÑEZ Guillermo
(1930-)
OLIVARES Marcela
(1942-)
OPAZO Rodolfo
(1935-)
PÉREZ Matilde
(1920-2014)
POBLETE René
(1941-)
RAFFO Alejandra
(1963-)
ROJO, Benito
(1950-)
SALINEROS Cristián
(1969-)
SANCHEZ Luz María
(1951-)
SCAMPERLE Livio
(Italia, 1928-2008)
TELLÉZ, Eugenio
(1939-)
TERRAZAS Ma. Eugenia
(1939-)
TOTORO Flavia
(1964-)
TRUFFA, Bruna
(1963-.)
VALENZUELA DURRET, Francisco
(1956-)
VALENZUELA, Camila
(1980-)
VATTIER Bernardita
(1944-)
VIAL Magdalena
(1972-)
VICUÑA, Ana Catalina
(1977-)
VIO Andrés
(1973-)
WELSS Ulrich
(Alemania, 1926-)
YAGNAM, Claudia
(1961-)
YUTRONIC, J ALME
(1980-)
ZOMOSA Ximena
(1966-)
  ARTE ACTUAL

El desarrollo de los medios de comunicación y transporte en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial traerá como consecuencia la internacionalización del arte visual iberoamericano. Los efectos de esta apertura en nuestro país, en la década del 60, se plasmaron en la omnipresencia de la abstracción en sus dos vertientes absolutas: la Geométrica y la Informalista.

A inicios de los 50, el grupo “Rectángulo”, posteriormente llamado “Forma y Espacio”, liderados por el pintor Ramón Vergara Grez, optó por una arte que rehuye la representación y la corporeidad de las formas apostando por el camino de la abstracción geométrica. Propusieron un lenguaje artístico que se plasmaría en conceptos e ideas representados a partir de signos y símbolos para dar cuenta de un mundo interior. Las formas geométricas y los colores puros y planos caracterizan sus obras.
En las postrimerías de la década del 50 y durante los años 60, dentro del grupo “Signo” tendremos a los mayores representantes del arte informalista en América Latina. La obra de este grupo se caracteriza por la ausencia de todo propósito figurativo, la desarticulación de las formas, la desintegración de la imagen y la búsqueda de valores expresivos. Es un trabajo comprometido con la realidad social contingente, cargado de un fuerte pesimismo y denuncia de las injusticias, verificando un fuerte compromiso político en sus obras.

A pesar de desarrollar íntegramente su obra fuera de Chile, la influencia de Roberto Matta y el Surrealismo se hicieron sentir en la escena artística nacional. Cuadros con atmósferas oníricas, deseos inconscientes, desvaríos alucinógenos, tiempos inmemoriales, y paisajes y protagonistas rescatados del mundo de los sueños, emergen de las pinceladas de Opazo, Poblete, Cádiz, Moya y Huidobro.

La década de los 70 fue dominada por el Arte Conceptual representado en obras que buscan una interpretación metafórica e intelectualizada del ser humano y su entorno. Para los artistas que responden a esta tendencia las ideas están por sobre la materia, en una búsqueda platónica de las ideas puras que pasan a convertirse en obra de arte. En los años 80 vuelve en gloria y majestad la pintura para recuperar su sitial en el ámbito artístico de la mano de aquellos pintores que podríamos aglutinarlos con el nombre de Neoexpresionismo.

La impronta realista suele no desaparecer del proscenio artístico nacional. Claudio Bravo se convertiría en el coloso del Hiperrealismo de magnitudes universales. Personajes y objetos reproducidos con un realismo fotográfico, pero dispuestos de una manera inhabitual le dan a las obras un carácter que raya en lo irreal y misterioso.

El Arte Naïf o Ingenuo también está presente en nuestra Colección. Estas obras se caracterizan por su espontaneidad libre de convenciones academicistas y el uso de muchos colores.